x

La Conjetura

Guillermo González Camarena, el científico que cambió al mundo con la televisión a color

TwitterFacebookWhatsAppLinkedIn

Gracias a su invento, la televisión en color, instituciones como la NASA, entre muchas otras, avanzó a pasos agigantados en sus investigaciones en el espacio. La tecnología desarrollada por Guillermo González Camarena se usa hoy en prácticamente todas las ramas industriales. En su honor, en 1993, el 17 de febrero se instituyó el “Día del Inventor Mexicano”, y el Instituto Politécnico Nacional, su alma mater, construyó el Centro de Propiedad Intelectual “Guillermo González Camarena”. Su legado sigue vivo gracias a la Fundación Guillermo González Camarena AC, que apoya a jóvenes científicos mexicanos.

0001

1917. México está sumido en su Revolución. A principios de año, el general Venustiano Carranza proclama la III Constitución Mexicana. Las tropas norteamericanas comandadas por el general John Pershing abandonan nuestro país. Estados Unidos es gobernado por Woodrow Wilson. El planeta llevaba casi tres años inmerso en la Primera Guerra Mundial. Los Medias Rojas de Boston eran el equipo campeón de las Grandes Ligas.

Ese mismo año, el 17 de febrero, nació en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el científico e inventor Guillermo González Camarena. Sus padres, Arturo González y Sara Camarena, los dos originarios del municipio de Arandas, tenían ya otros siete hijos, entre ellos, el escultor y muralista Jorge González Camarena (11 años más grande que Guillermo y su principal apoyo).

Guillermo no pasó mucho tiempo en su ciudad natal. A los dos años, la familia se mudó al Distrito Federal, a una casa en la colonia Juárez (en la calle de Havre, número 74) que contaba con dos sótanos: uno fue utilizado por Jorge como estudio de pintura y el otro fue ocupado por Guillermo como laboratorio de electrónica. Desde muy pequeño se mostró interesado en la ciencia: fabricaba juguetes impulsados por electricidad; a los ocho años construyó su primer radiotransmisor; a los nueve inventó una alarma sísmica con luces y una chicharra, y a los 12 fabricó su primer radio de aficionado. Se dedicó también a la creación de telescopios y llegó a presidir la Asociación Astronómica de México.

Estudió en la Escuela de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), del Instituto Politécnico Nacional (IPN). Ahí surgió su interés en la televisión. Por esa época, el ingeniero y físico británico John Logie Baird desarrolló el primer sistema de televisión de la historia. En la ESIME, Guillermo estuvo bajo la tutela del ingeniero Francisco Javier Stavoli, uno de los pioneros de la televisión en México. La radio era otra de las pasiones de González Camarena. A los 14 años, gracias a la intervención de su hermano Jorge, ingresó a trabajar como operador a la estación de radio de la Secretaría de Educación Pública. Incluso obtuvo su licencia de la Secretaría de Gobernación.

En 1934, cuando tenía sólo 17 años, construyó su primer equipo de televisión. Lo desarrolló con base en un equipo experimental que la Secretaría de Educación Pública (SEP) había comprado, de patente rusa. Gracias a ello, empezó a realizar estudios con el fin de implementar mejoras. Los experimentos lo llevaron a desarrollar la televisión a color, invento al cual llamó “Adaptador Cromoscópico para Televisión”.

Cinco años después, en 1939, presentó su aparato de televisión a color ante el público, en su casa. Ese mismo año, el 30 de abril, gracias a RCA, inició oficialmente la televisión comercial en Estados Unidos con la transmisión en blanco y negro de la Feria Mundial de Nueva York.

Para el 19 de agosto de 1940, González Camarena consiguió la patente de su invento: el Sistema Tricromático Secuencial de Campos. El interés por parte de universidades y empresas estadounidenses para hacerse con la patente no se hizo esperar. Él se negó, ya que su deseo era que su invento fuera completamente mexicano y convertir al país en un exportador de tecnología de punta. Incluso le ofrecieron apoyo con la condición de desarrollar la televisión a color en Estados Unidos, pero González Camarena dijo que no. La composición de varias canciones, entre las que destaca “Río Colorado”, sirvió para cubrir algunos de los gastos para desarrollar sus inventos.

A finales de 1940, el inventor mexicano fue invitado a trabajar a la radioemisora de la XEW, propiedad de la familia Azcárraga, y un año después se convirtió en jefe de operadores de dos frecuencias: la XEQ y la XEW. Ahí estableció una fuerte relación de amistad con el empresario Emilio Azcárraga Vidaurreta, quien lo apoyó en varias ocasiones a lo largo de su vida. Gracias a él, González Camarena consiguió, en junio de 1964, que se le concediera el control y operación en México de la fábrica de televisiones Majestic, con lo cual podría producir en masa aparatos a color hechos en nuestro país.

Guillermo se convirtió rápidamente en el especialista en la televisión de nuestro país. En 1945, presentó la primera cámara de televisión mexicana. Las demostraciones se realizaron, dos años después, en los principales cines de la capital mexicana. En 1946, consiguió autorización para utilizar globos meteorológicos en la Ciudad de México, con la finalidad de subir equipos de radio hasta la estratósfera y estudiar hasta dónde llegaban las imágenes que transmitía.

revista-antigua-1946-guillermo-gonzalez-ca</a srcset=

Sus proyectos personales siguieron viento en popa. El 7 de septiembre de 1946, el ingeniero inauguró oficialmente la primera estación experimental de televisión en nuestro país, XEIGC Canal 5, la cual operaba por completo con equipo diseñado y desarrollado por el mismo González Camarena. La primera transmisión se realizó desde el baño de su casa, en la colonia Juárez, y en los dos primeros años transmitió entrevistas y programas de espectáculos solamente los sábados. La estación sería inaugurada comercialmente el 10 de mayo de 1952, en una transmisión a control remoto desde el teatro Alameda del Festival Excélsior del Día de las Madres. Además, fundó los Laboratorios Gon-Cam, en donde otros investigadores de la materia encontraron grandes apoyos para desarrollar sus inventos.

Gracias a su popularidad y conocimiento, el Presidente Miguel Alemán Valdés le pidió que viajara a Europa y Estados Unidos, junto con el escritor Salvador Novo, para realizar un estudio a fondo sobre la evolución y características de la televisión en diferentes naciones. La investigación serviría como base para establecer las normas de funcionamiento y operación de la televisión comercial en nuestro país. Un año después, a finales de febrero de 1950, en coordinación con la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, le fue comisionada la tarea de elaborar las disposiciones legales que servirían como regulación para el funcionamiento y operación de radiodifusoras, televisoras, frecuencia modulada, onda corta y onda larga en el país. Y en 1960, el Diario Oficial de la Federación publicó, el 19 de enero, la Ley Federal de Radio y Televisión.

El 1 de septiembre de 1950, Guillermo González Camarena obtuvo la primera concesión comercial que se dio en México y salió al aire el Canal 4 (XHDF-TV), propiedad de la familia O’Farrill, y el primero en América Latina. Ese día se transmitió el IV Informe de Gobierno del Presidente Miguel Alemán Valdés. Antes, ya se habían realizado algunas transmisiones a través de esta frecuencia en julio de ese mismo año. Primero, desde el Auditorio de la Lotería Nacional, un programa de rifas para los suscriptores del periódico Novedades (también propiedad de los O’Farrill) y, al día siguiente, una corrida de toros de la Plaza México.

Un año después, el 21 de marzo de 1951, surgió el Canal 2 (XEW-TV). La concesión fue hecha a la empresa Televimex, S.A., propiedad del empresario Emilio Azcárraga Vidaurreta. Su primera transmisión fue un partido de béisbol desde el Parque Deportivo del Seguro Social. La sede fue un edificio ubicado en Avenida Chapultepec, cuya construcción inició en 1943, con la idea de que sirviera para albergar a las emisoras XEW y XEQ. Se llamaría Radiópolis. La inauguración oficial de Televicentro tuvo lugar el 12 de enero de 1952. Transmitieron una función de lucha libre utilizando equipo de dos empresas estadounidenses (General Electric y Laboratorios Dumont).

El 26 de marzo de 1955, las empresas propietarias de las concesiones de los Canales 2, 4 y 5, decidieron unirse para crear Telesistema Mexicano. El presidente y gerente general fue Azcárraga Vidaurreta y bajo su mando se instaló la infraestructura necesaria para hacer llegar la señal televisiva a todos los rincones de la República Mexicana. La empresa duró hasta 1973, año en que se fusionó con Televisión Independiente de México para formar Televisa.

Siempre estuvo interesado en impulsar la educación y la alfabetización a través de la televisión. En 1949, durante la 9ª. Asamblea de Cirujanos, presentó la televisión a colores como un instrumento fundamental para la enseñanza de la Medicina. Y en 1965 se unió a la Secretaría de Educación Pública como Consejero de la Dirección General de Educación Audiovisual. El cargo le permitió, entre otras cosas, poner en marcha uno de los programas con los que había soñado desde hace tiempo: el Sistema de Educación de Telesecundaria.

La fama de González Camarena creció fuera de México. En 1950, el Columbia College de Chicago contactó a González Camarena para pedirle su sistema de televisión. Así, se exportaron a Estados Unidos televisores hechos en nuestro país. Más tarde, ese año, la misma institución le otorgó el título de Catedrático Honoris Causa. Cuatro años después, la Universidad Columbia College de Los Ángeles, California, lo nombró Doctor en Ciencias, grado académico que no había sido otorgado en Estados Unidos desde 1890. Y en abril de 1961, durante la convención anual de la National Advertising Broadcasters, también en Estados Unidos, el sistema de televisión a color de González Camarena fue nombrado invento del año.

La televisión mexicana también conquistó otras fronteras. En 1961, Telesistema Mexicano instaló en la ciudad de San Antonio, Texas, su primera filial en territorio norteamericano, la cual estaba dirigida al público hispanoparlante de esa nación.

En 1962, González Camarena patentó en México, Estados Unidos y otros países, su sistema bicolor simplificado para la televisión a colores, que se establece a base de los colores verde-naranja y verde-azul. Y a finales del mismo año, el ingeniero consiguió el permiso de las autoridades para efectuar a través de un canal abierto transmisiones de televisión a colores. La primera de las cuales se llevó a cabo el 8 de febrero de 1963, mediante la señal del Canal 5, con el programa “Paraíso Infantil”, en el cual se presentaban diferentes espectáculos artísticos interpretados por niños de diferentes edades (en Internet pueden encontrarse videos de la transmisión).

Y cuando las cosas iban por el mejor camino, la tragedia se apareció. Tras un viaje a Estados Unidos para presentar su nuevo sistema en la Feria Mundial de Nueva York, González Camarena visitó Veracruz, acompañado por sus dos hijos, para revisar un transmisor repetidor del Canal 5 instalado en el cerro de las Lajas. Pasaron algunas horas en casa de Agustín Lara (la última fotografía del inventor es junto al compositor veracruzano) y de vuelta a casa la familia se accidentó. Fue el 18 de abril de 1965. Guillermo González Camarena tenía entonces 48 años.

Guillermo_Gonzalez_Camarena_1_de_2_Defuncion_1975

TwitterFacebookWhatsAppLinkedIn
[fbcomments]
TwitterFacebookWhatsAppLinkedIn